Revista Emprender

La cría de Avestruz en Colombia


LA CRÍA DEL AVESTRUZ , NUEVO EMPRENDIMIENTO EN EL PAÍS La cría del avestruz en Colombia , enfrenta el desafío creciente de diversificar sus producciones, a fin de fortalecer y ampliar la presencia que ya ha conseguido en los mercados agrícolas del mundo. Esta exigencia afecta particularmente al segmento de los agricultores pequeños y medianos, que requiere, en el mediano plazo, reestructurar y definir sus rubros y sistemas de producción, de modo que pueda desarrollarse técnica y económicamente en un mercado abierto y competitivo.


La explotación del avestruz se presenta como una nueva alternativa para diversificar la agricultura en nuestro país. Además de ser un animal hermoso y majestuoso, el avestruz, con su tamaño y elegante rapidez, siempre ha inspirado un sentimiento de sobrecogimiento. La cría del avestruz se ha convertido en una industria de rápido crecimiento, que ha pasado a ser una fuente interesante de ingresos.


Durante los últimos años ha habido una gran demanda por reproductores de avestruces, los que han alcanzado precios extraordinarios, Sin embargo, se estima que la crianza de avestruces puede ser un negocio rentable en la medida que el productor se capacite trabaje a conciencia en la explotación y sepa que, de la excelencia en el manejo de los animales, es indispensable una promoción continua y permanente en los productos que de ellos se obtienen.

Los avestruces se reproducen prolíferamente hasta 40 años y producen anualmente cinco veces más volumen de carne y cuero del que puede producir el ganado vacuno. Además ocupa poco espacio y tiene una mejor conversión alimentaria.
Los productos que se pueden obtener de esta ave son carne, piel, plumas, aceite y huevo .La carne de avestruz presenta unos datos analíticos sorprendentes en cuanto a la dietética humana.


Además de estos valores, el aspecto, el color (rojo como la carne de vaca) y el sabor intenso convierten a la carne de avestruz en un alimento alternativo y excelente para dietas hipocalóricas y contra la arteriosclerosis. Resulta blanda al corte, muy suculenta y no necesita sal para ensalzar su gusto.
Se utiliza también el hígado por su sabor, su aspecto y su consistencia, que pueden compararse con las de la carne vacuna joven y sin los inconvenientes, como las manchas amarillentas y la consistencia reducida que a menudo hacen que el hígado de otras aves no sea comestible. Es evidente que el hígado, como las demás partes destinadas al consumo, tienen que someterse a una esmerada visita veterinaria.
En Colombia, la carne, observando el volumen de producción bastante limitado, está destinada principalmente a restaurantes de lujo, y consumidores con elevada capacidad de compra.


La carne de avestruz tiene un rico sabor y es similar en textura y apariencia a la carne de ganado vacuno (ternera) sumamente altas en hierro y proteínas, es considerablemente más baja en grasa, colesterol y calorías que el ganado vacuno.


Los polluelos recién nacidos miden cerca de 25cm de altura y pesan aproximadamente 1 kilo. En promedio el polluelo crece 25 cm mensuales durante los seis primeros meses. A los 10 a 14 meses de edad están listos para el sacrificio, pesan normalmente alrededor de 110 kilos y rinden aproximadamente entre el 55% a un 60% luego de sacrificados. El avestruz produce también 1 a 2 kilos de plumas utilizables. La extraordinaria proporción de conversión alimenticia de 1:2 hace que sea comparativamente económico criar avestruces hasta que alcancen el peso adecuado para llevarlos al matadero-.
La piel, parte que en el vacuno no constituye una parte determinante, reviste un valor mucho más elevado en el caso del avestruz.


El cuero del avestruz es el rolls roys de las pieles en el mundo . presenta dos tipos de “motivos decorativos”, aproximadamente un 40% tiene los ojitos de las plumas y otro 60% presenta unas pequeñas vetas. Actualmente su piel se utiliza en la industria de la moda para la creación de bolsos, zapatos, cinturones y otros complementos como carteras y llaveros


En cuanto al cuero, los antecedentes disponibles en la actualidad indican que alcanza un alto valor dentro del producto que esta ave genera. Es mundialmente reconocido por su textura suave y flexible, su exclusiva apariencia y sus aceites naturales que lo hacen resistente al endurecimiento y al resecado. La producción promedio por animal es de 1.3 m2 de piel.